(Imagen: Postal del 19 de Mayo, con comentarios sobre la toma de poseción de Don Tomás Estrada Palma- enviada a Teté Bances, la nuera de José Martí)

El pueblo de la Habana demostró ayer una vez más que sabe aliar la alegría y el entusiasmo a la cordura, y que posee el secreto de expresar ostensible y hasta ruidosamente su regocijo, sin provocar

conflictos ni promover desórdenes. La nota característica de la conmemoración de ayer fue en “todas las clases y todos los elementos sociales… porque está ya en lo esencial conseguido; no se necesita más que consolidarlo hasta hacerlo indestructible.

Al dar las doce de la noche el martes 19, en todas las calles se dispararon cohetes y voladores, las campanas repicaron, los tranvías aparecieron engalanados con banderitas y cortinas con los colores de la bandera cubana, y gran número de personas comenzó a recorrer el paseo del Prado, hasta el Malecón, y las principales calles de la ciuda

Anuncios