Etiquetas

Imagen

Cuba, 1518, primer país del Nuevo Mundo en el que se practica el ajedrez, según lo atestiguan documentos históricos. En 1861 primera revista especializada en ajedrez de Latinoamérica: “El Dorado del Ajedrez .

En 1518 ocurrió el primer juego de ajedrez en la isla de Cuba, realizado por un grupo de oficiales españoles en la villa de San Salvador de Bayamo. Ya en 1826 su práctica se
hacía patente en las ciudades de la Habana y Bayamo.
Próceres de la Patria cubana jugaron al Ajedrez: Carlos Manuel de Céspedes tradujo del francés “Las leyes del juego de Ajedrez”, José Martí también jugaba, e incluso se conserva una partida suya. Otros destacados cubanos como Antonio Maceo, Perucho Figueredo, Juan de Jesús de Fornaris, etc., también jugaban Ajedrez.

El hecho de haber tenido a partir de 1840 una revista mensual especializada en ajedrez y de efectuarse en Cuba 2 campeonatos mundiales antes del surgimiento del fenómeno Capablanca, nos da idea del desarrollo de este deporte en Cuba. Y si lo agregamos como 3er Campeón Mundial y uno de los mejores ajedrecistas de todos los tiempos, hay motivos de sobra para esta publicación.

Pero hay más , en el año 1836 llegó a La Habana el autómata, conocido por “El Turco jugador de Ajedrez”, inventado en 1769 por el sabio Wolfgang Kempelen, austriaco, aparentando ser una máquina de jugar ajedrez. En la capital ofreció pocas exhibiciones por haber contraído la fiebre amarilla el jugador que se ocultaba en su interior por entonces, el francés Schlumberger.

Pablo Morphy, uno de los grandes del Ajedrez de todos los tiempos, arriba a La Habana en 1862, procedente de New Orleans, en tránsito para España. Aprovechó su estancia del 16 al 30 de Octubre, para brindar una exhibición de Ajedrez a ciegas contra aficionados.

En 1863, Celso Golmayo, abogado, campeón de Ajedrez de España, fija residencia en La Habana, como Fiscal del Tribunal Contencioso. Su fuerza de juego contribuyó al mejor progreso del Ajedrez en la capital. En 1864 de nuevo Morphy visita Cuba, esta vez procedente de Europa en tránsito a New Orleans. Entre sus adversarios figuró Celso Golmayo, quien ya se consideraba campeón de Ajedrez de Cuba.

El 15 de Septiembre de 1885, queda establecido oficialmente el “Club de ajedrez de La Habana”. Entre los asiduos concurrentes a ese club figuraba el sabio cubano Carlos J. Finlay, descubridor de la fiebre amarilla. Por sus salones transitaron celebridades del mundo del ajedrez que unieron los siglos XIX y XX, entre ellos W. Steinitz (1888, 1889 y 1892); M. Chigorin (1889, 1890 y 1892); I. Gunsberg (1890); J.H. Blackburne (1891), Enm. Lasker (1893, 1906 y 1921); H.N. Pillsbury (1900); F. J. Marschall (1913); A. Aliojin (1939); R. Fine (1942); M Euwe (1945), entre otros.

En 1889, durante los meses de Enero a Marzo, se enfrentaron en La Habana por el título mundial, Wilhelm Steinitz, austriaco, campeón mundial de Ajedrez y su retador Mikhail Tchigorin, ruso. Steinitz retuvo la corona imponiéndose a su adversario con el resultado de +10 -6 =1.
Tres años después, en 1892 y también en La Habana se realiza el segundo encuentro (revancha) Steinitz – Tchigorin. El evento se realizó en el Club de Ajedrez de La Habana, con un elegante y rico tablero, obra de un admirable artista de La Habana, en el que también habían jugado por primera vez en esta ciudad. Steinitz se adjudicó el triunfo de nuevo, esta vez en forma más cerrada: +10 -8 =5. (Datos publicados en la revista especializada “Pablo Morphy”, Enero de 1892)

José Raúl Capablanca, nace La Habana el 19 de Noviembre de 1888. Surge y se desarrolla en un medio propicio, en esta capital con dos campeonatos mundiales, visitas de Morphy, una revista de ajedrez mensual… Su desarrollo se completa en los salones del Manhattan Chess Club de Nueva York, donde con solo 17 años tiene ya la oportunidad de jugar contra el entonces Campeón Mundial Enmanuel Lasker a quien derrotaría 15 años más tarde disputando el cetro mundial. Pero Capablaca merece otra publicación. Ya por esta es bastante…

Notas:
Una alumna de Capablanca, Maria Teresa Mora Iturralde, fue la primera maestra internacional de ajedrez en Iberoamérica y primera mujer campeona de ajedrez en Cuba, ganando en 1922 la Copa Dewar, del Club de Ajedrez de La Habana, que entonces se consideraba como el campeonato de Cuba y solo participaban jugadores hombres.
En 1958 Eldis Cobo asiste al Campeonato Abierto de los Estados Unidos, celebrado en Rochester, New York, y termina en primer lugar, logrando el Título de Maestro de la Federación Norteamericana de Ajedrez.

Anuncios