Imagen

De Cárdenas al Palacio de los Condes Bayona

El ron Havana Club se comercializa desde 1934. Pero su historia se remonta a 1878, año en el que José Arechavala abrió la destilería “La Vizcaya” en Cárdenas, Matanzas. El nombre del ron respondía a las raíces tradicionales cubanas, a la capital La Habana y el mundo internacionalmente conocido de sus clubes nocturnos.

José Arechavala procedente de Bilbao, Viscaya, con 15 años, llega a La Habana en 1862. Dieciséis años después de su llegada, ya opera una pequeña destilería en la ciudad que había elegido para establecerse con su familia y buscar fortuna: Cárdenas, que era entonces una nueva ciudad bulliciosa, con ferrocarril, un puerto muy activo, y la nueva riqueza visible en todas partes.

En 1888 su compañía había crecido tanto que era capaz de seguir prosperando a pesar de sufrir una pérdida de más de $ 50,000.00 en daños y perjuicios causados por un terrible huracán que azotó el municipio de ese año..

A comienzos del siglo XX era una industria relevante. En 1921 la sociedad cambia su nombre por el de “Compañía José Arechabala S.A. Contaba con los más modernos equipos, amplias secciones de fermentación, depósitos y cómodas instalaciones. Almacenes de azúcares crudos y refinados, refinería, destilería, elaboración de confituras, siropes, alcoholes, mieles, terminal marítima para sus exportaciones, etc.

Entre otras líneas de la destilería, puede destacarse el “mofuco”, inmejorable carburante que comenzó a producirse en marzo de 1932. Esta firma se considera pionera en la elaboración de un carburante nacional, utilizando el alcohol como base.

El 19 de marzo de 1934 se inaugura una nueva fábrica y aparece un nuevo producto: RON HABANA CLUB. Solo la planta de destilación, en 1950, ya tenía la capacidad de producir 125,000 litros diarios de rones especiales e inmejorables, como el RON HAVANA CLUB y AÑEJO 75 ARECHABALA.

En 1935 inaugura, en el palacio de los Condes de Bayona en la Plaza de la Catedral de La Habana, su bar privado y las oficinas de esta compañía. Esta edificación, de la cual también haremos una publicación, fue construida por el primer Conde de Bayona en 1720.

Anuncios