Imagen

Don Facundo Bacardí Massó, fundador.
(Sitges, Barcelona, 1814 — Cuba, 9 de mayo de 1886)

Era hijo de un comerciante de vinos de Tarragona (Cataluña, España), que en 1830 marchó con su familia a Cuba. Tras establecerse en Santiago de Cuba, Facundo prosperó en el mismo negocio que su padre. En 1843 se casó con Amalia Victoria Moreau.

Desde 1852 comenzó a experimentar con el proceso de destilación del ron para obtener una bebida más suave. Finalmente dio con una fórmula satisfactoria, inédita hasta entonces en el mercado y tras adquirir una antigua destilería en Santiago, el 4 de febrero de 1862 fundó la empresa Bacardí . De los cuatro alambiques existentes en Santiago hacia 1862, uno, “El Marino”, propiedad de Manuel Idral y Compañía, el 24 de febrero pasó a manos de Bacardí y Compañía, por lo que esta fecha es considerada como la del nacimiento oficial de lo que sería la fábrica de Ron Bacardí.

Según la historia familiar, una colonia de murciélagos habitaba en las vigas de la destilería original en Santiago de Cuba. En busca de una marca para el nuevo ron, la esposa de Don Facundo, Doña Amalia, sugirió usar un murciélago como una imagen inconfundible para el producto.

Sus hijos José, Emilio y Facundo colaboraron activamente en este negocio familiar. Los dos últimos apoyaron públicamente la insurrección independentista de 1868, lo que ocasionó algunos problemas a la empresa con las autoridades. Luego de la muerte de don Facundo, su hijo mayor, Emilio Bacardí, tomó las riendas del negocio familiar. No obstante, debido a sus actividades subversivas y las de su hijo, quien era un destacado mambí, en contra de los gobernantes españoles, tuvo que salir al exilio en 1890. Su hijo Emilio tuvo contactos con José Martí en 1892 en Nueva York y luchó por la Independencia de Cuba. Sus hermanos menores quedaron al frente de la empresa.

Luego de la guerra de independencia en 1899, Emilio Bacardí regresó a Cuba y fue nombrado Alcalde de la ciudad. Fue el primer alcalde republicano de Santiago de Cuba, elegido en 1901 con el 61% de los votos.

En el desempeño de tales funciones creó e inauguró, el 12 de febrero de 1899, el primer Museo construido en Cuba, que lleva su nombre y que tuvo por sede inicial los números 25 y 27 de la calle “Santo Tomás” (Félix Pena). Daba con ello un paso importantísimo en la preservación del legado histórico de los luchadores por Cuba libre. En 1902 ocupó de nuevo la alcaldía, ahora por votación popular, prosiguiendo su obra en favor de la cultura con la apertura de una biblioteca —anexa al museo— y de la Academia Municipal d Bellas Artes.

Sus servicios a su ciudad natal (entre otras, extendió la electrificación ciudadana y pavimentó gran parte del casco urbano) le valieron el reconocimiento oficial de “Hijo predilecto de Santiago de Cuba”

La marca Bacardí obtuvo en 1876 la Medalla de Oro de la Exposición Universal de Filadelfia (EE.UU.) y posteriormente otros prestigiosos reconocimientos en Europa, Estados Unidos y Cuba.

Anuncios