Imagen

Una de las palmeras más bellas del Mundo. No por gusto es nuestro árbol nacional y aparece en el escudo de la república.

EL primer árbol que contempla quien visita Cuba es la Palma Real. Resulta difícil pensar en nuestra isla sin su presencia. A lo largo del país desde el Cabo San Antonio, su extremo más occidental, hasta el más oriental, la punta de Maisí, se van viendo palmas en grupos o aisladas en todo paisaje e incluso alineadas a ambos lados de las carreteras. Pienso que esa imagen es imborrable para todos los cubanos.

Reconocida como la reina de los campos por su majestuosidad y belleza, además de la utilidad que reporta, la Palma Real es el más numeroso de los árboles del país.

Cuando los colonizadores llegaron a esta nación en el siglo XV, los aborígenes vivían en bohíos, chozas de tablas de palmas, techo de guano y paredes de yagua, estructura que se expandió por todo el campo cubano. Y todos estos componentes provienen de nuestra palma. Todavía este tipo de vivienda puede verse disperso en los lugares más intrincados y abruptos del territorio donde muchos de nuestros campesinos aún viven en bohíos, especialmente en las zonas montañosas.

Según el reconocido científico cubano Juan Tomás Roig y Mesa, se suponía que sólo existía una especie de Palma Real en Cuba, pero estudiosos minuciosos de las palmas cubanas demostraron que son varias las especies y variedades de palmas reales.

La región oriental de la Isla de Cuba, con cinco especies del género, es el centro de origen, y es el centro de evolución de dicho género, cuyas diez especies viven naturalmente sólo en las Antillas y en territorio de América del Norte, América Central y América del Sur, que resultan más o menos cercanos a estas islas, distribución geográfica que refleja su origen antillano.

Muchas localidades del archipiélago cubano han eliminado grandes cantidades de poblaciones de Palma Real a favor de planes de desarrollo agrícola y para la urbanización de zonas rurales. No obstante, si se atraviesa la Isla de un lado a otro, todavía pueden verse innumerables palmares a ambos lados de la carretera.

Y estoy seguro que la palma siempre estará allí…

PALMA REAL:
Nombre científico o latino: Roystonea regia.
Origen: Cuba.

Nombre común o vulgar: Palmera real, Chaguaramo cubano, Palmera real cubana, Asahí, Caruta, Chaguarama, Mapora, Palma de yaguar, Palmiche, Palmiste, Yagua, Yaguarrama
Familia: Arecaceae (antes Palmaceae).

La Palmera real de Cuba tiene un tronco robusto, tipo columna, de color blanco mármol, un tallo de la corona enorme, color verde césped, y una hermosa corona de hojas grandes y plumosas. Es de crecimiento rápido en condiciones favorables.
Sus hojas pinnadas de hasta 8 metros de largo y color verde brillante por ambas caras, tienen un aspecto airoso y plumoso, sus folíolos pueden llegar a medir hasta un metro sobre todo los de la base de la hoja.
Entre la zona de unión de tronco y capitel brotan las inflorescencias que son muy ramificadas, con pequeñas flores aromáticas de color blanco. Frutos redondeados de color púrpura. Estos frutos ricos en grasas y almidón son dados a los cerdos como un excelente pienso.
Muy utilizada en alineaciones por su porte en calles o avenidas.

Es una de las palmeras más bellas del Mundo.

Anuncios