Imagen

El 14 de Febrero de 1841 se celebra en Cuba por primera vez el día de San Valentín o Día de los enamorados.

En La Habana, el 14 febrero de 1841, día de San Valentín, se estrena en el teatro Tacón la contradanza de Tomás Buelta y Flores, llamada “La Valentina”. Dos días después aparece en el “Diario de La Habana” un artículo en referencia al nombre de este acto: “Es costumbre muy antigua en Escocia que las señoritas elijan el 14 de febrero al primer joven que ven después de levantarse, seleccionándolo como ‘su Valentín’, nombre del santo de este día. El elegido atenderá, honrará, defenderá y bailará con su dama durante todo ese año”.

Para proporcionar nueva y grata diversión y a la vez facilitarles a las jóvenes señoritas una ocasión para nuevos enlaces, ese mismo año, la Comisión de Festejos de la “Real Casa de Beneficencia de Cuba”, introduce esta costumbre en la sociedad cubana. Y desde entonces no dejamos de celebrarlo.
Muchos piensan que “San Valentín” se celebra desde hace poco y que surgió por el interés de los grandes centros comerciales, pero realmente su origen se remonta a la época del Imperio Romano.
Valentín era un sacerdote que hacia el siglo III ejercía en Roma. Gobernaba el emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras.

El sacerdote consideró que el decreto era injusto y desafió al emperador. Celebraba en secreto matrimonios para jóvenes enamorados. El emperador Claudio se enteró y como Valentín gozaba de un gran prestigio en Roma, el emperador lo llamó a Palacio.

El emperador Claudio dio entonces orden de que encarcelasen a Valentín. Entonces, el oficial Asterius, encargado de encarcelarle, quiso ridiculizar y ponerlo a prueba. Le retó a que devolviese la vista a una hija suya, llamada Julia, que nació ciega. Valentín aceptó y en nombre del Señor, le devolvió la vista. Este hecho convulsionó a Asterius y su familia, quienes se convirtieron al cristianismo.

De todas formas, Valentín siguió preso y el débil emperador Claudio finalmente ordenó que lo martirizaran y ejecutaran el 14 de febrero del año 270. La joven Julia, agradecida al santo, plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba. De ahí que el almendro sea su símbolo. El “Día de San Valentín” es una celebración tradicional de países anglosajones que se ha ido implantando en otros países a lo largo del siglo XX , aunque en Cuba comenzó desde finales del XIX, porque ya saben que siempre hemos sido iniciadores…

Algunos creen que es una fiesta cristianizada del paganismo, ya que en la antigua Roma se realizaba la adoración al dios del amor, cuyo nombre griego era “Eros” y a quien los romanos llamaban “Cupido”. En esta celebración se pedían los favores del dios a través de regalos u ofrendas para conseguir así encontrar al enamorado ideal.

En USA hacia 1840, Esther A. Howland comenzó a vender las primeras tarjetas postales masivas de “San Valentín”, conocidas como “valentines”, con símbolos como la forma del corazón o de Cupido.

Pero, aparte de la historia, mañana celebramos ese día, si tiene pareja celébrelo en grande y si no la tiene, es un buen día para encontrar su media naranja….sin olvidar a Cuba, nuestro amor eterno.

Anuncios